La Autopista Peñón-Texcoco una de las más peligrosas y cara del País. - *La autopista Peñón-Texcoco ocupa el décimo lugar, entre las más costosas del país, con una cuota actual de 41 pesos y una de la más peligrosa que se han registrado varios accidentes y no responde con ningún seguro para los conductores. - Texcoco - vocesedomex.com

La Autopista Peñón-Texcoco una de las más peligrosas y cara del País.


*La autopista Peñón-Texcoco ocupa el décimo lugar, entre las más costosas del país, con una cuota actual de 41 pesos y una de la más peligrosa que se han registrado varios accidentes y no responde con ningún seguro para los conductores.

La Autopista Peñón-Texcoco una de las más peligrosas y  cara del País.

Ciudad

Junio 23, 2015 11:01 hrs.
Ciudad Estados › México Estado de México
Jose Juan Aguilra y Beatriz Velazquez › Voces del Estado de México

8,874 vistas

Como es posible que no hay quien frene a este PAC S.A. de C.V., con 38 años adueñado la autopista Peñón-Texcoco, dónde la carretera se encuentra en malas condiciones, ya que por ese motivo ha existido miles de muertes, que hasta el momento ha perjudicado a cientos de familias, porque no hay quien les responda con un seguro y menos la empresa que abusa con cuotas cobradas sumamente elevadas.
Pues bien, la mala noticia para los usuarios es que la concesión en manos de PAC S.A. de C.V. aún tiene 38 años por delante; ya que, originalmente, el título de concesión celebrado con el gobierno del Estado de México estipulaba un periodo de 20 años de explotación, pero en 2013 se realizó un convenio modificatorio para ampliar dicho plazo hasta el año 2053.
Lo anterior se traduce en 38 años más de abuso por parte de la concesionaria, ya que de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la autopista Peñón-Texcoco ocupa la décima posición entre las más costosas del país, con una cuota actual de 41 pesos para vehículos particulares.

El costo promedio por kilómetro cobrado en las autopistas nacionales, según la dependencia, es de 1.4 pesos. Sin embargo, la Peñón-Texcoco cobra 2.5 pesos por kilómetro, en una vía que no excede los 17 kilómetros.
Esta carretera presenta un aforo de 29 mil 483 vehículos diarios con datos a diciembre de 2014 del Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del gobierno del Estado de México. Suponiendo que de este aforo todos fueran automóviles, la concesionaria obtiene ingresos por concepto de cuotas por 1 millón 208 mil 803 pesos diarios, eso sin contar que las motocicletas, autobuses de pasajeros y autotransporte de carga pagan cuotas más elevadas.
Ahora bien, si se realiza este mismo ejercicio, se desprende que los ingresos de la concesionaria PAC por concepto de peaje ascienden a 441 millones 213 mil 95 pesos al año, esto, insisto, en el supuesto de que todo el tránsito fuera de vehículos pagando 41 pesos; aunque en efecto el monto es superior debido a lo ya comentado.
Lo malo para el gobierno, es que la empresa PAC, que dicho sea de paso es controlada por Promotora y Operadora de Infraestructura (PINFRA), sólo ingresa a las arcas públicas el 1.5% de los ingresos tarifados por concepto de cuotas que recibe anualmente, sin agregar el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
De este 1.5% estipulado como contraprestación en su título de concesión, el 1% es ingresado al gobierno del Estado de México y el resto a la federación vía la SCT. Lo peor, es que los municipios de Texcoco y Nezahualcóyotl se quedan con las manos vacías, pero son los que alimentan en su mayoría el flujo de automóviles que utilizan la autopista.

De acuerdo con el Sistema de Autopistas del gobierno del Estado de México, la entidad se beneficia “al trabajar con una visión progresista para promover el desarrollo económico y regional, empleando herramientas legales e incentivos que detonen el incremento del bienestar social y constituyan mercados dinámicos (…) incentivando una economía con condiciones de competitividad y fomentar la productividad y el empleo (…)”.
No obstante, dudo que las condiciones en las que está contratada la autopista cumplan con estos objetivos, sobre todo porque quienes usan con mayor frecuencia esta vía son personas que no encuentran mejores condiciones de vida en sus municipios y se trasladan a la capital del país en busca de ese bienestar social al que se hace referencia.
Por otra parte, PINFRA, controladora de la concesionaria PAC, administra cinco de las autopistas más caras del país según la SCT: México-La Marquesa, San Martín Texmelucan-Tlaxcala, Ecatepec-Pirámides, Armería-Manzanillo y Peñón-Texcoco. Tres, ubicadas en el Estado de México, lo cual refleja que el objetivo del gobierno estatal no se asemeja mucho con la descripción de los supuestos beneficios.


Ver nota completa...