En Texcoco, en la cima del “Tláloc”, aguardan la “Montaña Sagrada”


Del 7 al 12 de febrero será visible un singular fenómeno óptico. Aparece dicha montaña. Se debe a que tres montañas (La Malinche en Tlaxcala, el Pico de Orizaba y la Sierra Negra ambas en Veracruz) aparentemente conforman una sola.

| Redacción TT/con inf. Contrapapel.mx | Desde todotexcoco.com
En Texcoco, en la cima del “Tláloc”, aguardan la “Montaña Sagrada”

Ciudad

Febrero 07, 2015 00:26 hrs.
Ciudad Municipios › México Estado de México / Texcoco
Redacción TT/con inf. Contrapapel.mx › todotexcoco.com

8,710 vistas

Texcoco, Edoméx.- Como cada año, cientos de visitantes ascenderán a 4 mil 120 metros de altura sobre el nivel del mar para apreciar del 7 al 12 de febrero unos de los fenómenos ópticos naturales más increíbles, se trata de la aparición de la ”Montaña Fantasma” la cual sólo se puede observar desde la cima del templo dedicado al dios Tláloc ubicado entre Texcoco y Río Frío en el Estado de México.

El fenómeno óptico se debe a que tres montañas (La Malinche en el estado de Tlaxcala, el Pico de Orizaba y la Sierra Negra ambas en el estado de Veracruz) aparentemente conforman una sola, viéndolas de izquierda a derecha sobre el horizonte cuando sale el sol durante los días de febrero, fecha que corresponde a los cinco días de los Nemontemis (últimos 5 días del año mexica), explicó el arqueólogo Victor Arribalzaga Tobón del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“La Montaña Fantasma” es un fenómeno conocido desde la década de 1980, sin embargo hace poco más de 10 años, el público en general y los amantes de la naturaleza pueden acceder al lugar sagrado donde otrora se reunían una vez al año los personajes más importantes de los señoríos aztecas, texcocanos y de Tlacopan (la Triple Alianza) para los rituales de fertilida, señaló Arribalzaga Tobón quien también es responsable de la restauración del Cerro Tláloc.

El Monte Tláloc representa lo que hoy en día es el Sistema Climatológico y sus repercusiones en la vida diaria de los habitantes que dependen del ciclo del agua, en su cima se encuentra el “Tlalocan”, el lugar de Tláloc, organización de elementos como: los vientos su dirección e intensidad, la humedad o su ausencia, las tormentas, y su granizo, los relámpagos, inundaciones, sequía, calor, nubes, amaneceres y atardeceres, que implican el entendimiento climatológico desde la perspectiva prehispánica.

Hasta el momento, la zona arqueológica Monte Tláloc, está catalogada como el templo prehispánico más grande ubicado a mayor altura sobre el nivel del mar y posiblemente en el mundo. La zona se encuentra enclavada a 4 mil 120 metros sobre el nivel del mar, entre Texcoco y Río Frío.

El acceso se hace por el sendero prehispánico sobre el que transitaban los gobernantes de Texcoco, Tenochtitlan y Tlacopan, siempre circulando a la izquierda cuando hay una bifurcación. Se les recomienda no salirse de los senderos, puesto que en el área ha aumentado el número de serpientes de cascabel.

Además para proteger el patrimonio arqueológico y ecológico a los visitantes se les pide respeto a la flora y fauna de alta montaña, amenazada con su depredación. Recuerden no tirar basura, por pequeña que fuera, y sobre todo no acampar dentro del edificio prehispánico ni mover piedras.

Mañana sábado, un grupo de visitantes ascenderán a la montaña, el punto de reunión será a las 09: 00 horas en la parada de combis de la comunidad de San Pablo Ixayoc y regresarán el domingo.

Este es un evento único en el mundo, donde sólo investigadores han contemplado y estudiado este fenómeno óptico desde el sitio arqueológico en su cima. Hoy se tiene la oportunidad de ser testigo para lo cual te dejamos algunas recomendaciones:

Usar ropa abrigadora, botas, doble calceta, ropa interior térmica, gorra, guantes, bufanda.
Llevar tiendas de campaña, bolsa de dormir y el bajo sleeping (parece colchoneta de yoga).
Dulces o chocolates para recuperar energías
Lámparas y pilas


Ver nota completa...