El Verde y la impunidad: ¿cuánto más tolerará el INE? - Redacción todotexcoco.com - Cuauhtémoc - vocesedomex.com

El Verde y la impunidad: ¿cuánto más tolerará el INE?


Redacción todotexcoco.com

| sinembargo.mx | Desde todotexcoco.com
El Verde y la impunidad: ¿cuánto más tolerará el INE?

Elecciones

Abril 09, 2015 11:53 hrs.
Elecciones Estados › México Ciudad de México
sinembargo.mx › todotexcoco.com

5,672 vistas

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) sigue haciendo de las suyas en las narices de un Instituto Nacional Electoral (INE) que no ha podido, ni con las millonarias multas que le ha impuesto, frenar su desacato, aun cuando su menosprecio ante las leyes electorales ha dañado aún más la ya de por sí endeble reputación del INE.

Apenas ayer, el partido del Tucán, que se ha hecho acreedor al mayor número de multas en el camino a las elecciones del 7 de junio por la difusión de spots en cines y en la televisión abierta, así como por la repartición de calendarios, tarjetas de descuento, lentes graduados, acoso de mensajes a los teléfonos celulares de ciudadanos, etcétera, volvió a mostrar su desdén por las autoridades electorales pues ahora también entrega en casas de los mexicanos un paquete escolar con su logotipo y la frase: ”El Verde sí cumple”, la cual ya ha sido declarada ilegal.

Desde finales del año pasado, el PVEM suma ya multas que superan los 180 millones de pesos por incurrir en la ilegalidad y hacer autopromoción del partido, aun sin haber comenzado las campañas electorales.

El Verde mismo informó que pidió un crédito de 150 millones de pesos al Grupo Financiero Interacciones para pagar las multas que le ha impuesto la autoridad electoral por violar la legislación con las campañas “El Verde sí cumple”, “Promesa cumplida” y “Propuestas”. A pesar de que esas multas, aplicadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y el propio INE, podrían dejar en quiebra al partido, éste no ha frenado su sobreexposición en autobuses, paradas, espectaculares, y ahora también en útiles escolares.

Ante la presión de los partidos opositores al Verde y al Partido Revolucionario Institucional (PRI) –considerado incluso como su tutor–, además de las protestas de ciudadanos, que exigen sanciones más firmes contra el PVEM e incluso que se le quite su registro ante el INE, Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente de ese órgano electoral, salió al paso con un comentario que tampoco ayuda a generar confianza a la sociedad mexicana.

Tras finalizar la sesión de ayer del Consejo General del INE, la prensa le cuestionó qué hará ante las exigencias de imponer sanciones más contundentes al partido y, en específico, a una petición promovida en la plataforma change.org para quitarle el registro al PVEM: “Lo que tiene que hacer el árbitro: No se conduce con la estridencia de la tribuna, tiene que aplicar las reglas y aplicar la ley”.

Esa petición, promovida también en las redes sociales, acumulaba hasta ayer 52 mil 400 firmas, y la aplicación de la ley, a la que se refirió Córdova Vianello, sigue siendo blanda frente al daño que el Verde le ha hecho en unas cuantas semanas a la credibilidad del propio INE.

“¿Qué amerita el retiro de registro [al PVEM]?”, le preguntó un periodista.

“No me gusta especular sobre el registro de sanciones. Vamos viendo paso a paso que corresponde, dependiendo de cada una de las irregularidades que la autoridad electoral constate, respecto de eso y cualquier otro partido político”, fue la respuesta del Presidente del INE.

La carta ciudadana, dirigida a Lorenzo Córdova desde change.org, plantea entre otras cosas lo siguiente:

“Para el Partido Verde Ecologista de México se ha vuelto una estrategia exitosa violar la ley y merecer sanciones menores, que además son pagadas con los recursos públicos que recibe como partido (es decir, de la bolsa de los contribuyentes)”.

“Todo esto deja ver que en nuestro país reina la impunidad. Las multas son insuficientes para sancionar a quien menosprecia la ley y a las instituciones y se burla de la democracia y de los ciudadanos: son irrisorias para castigar a quien ha hecho de una entidad de interés público un negocio rentable, en beneficio de intereses particulares”.

En el trasfondo de esta conducta ilegal, dicen analistas y expertos en mercadotecnia política está el PRI y su cambio de estrategia para no ser el malo de la película. Para ello, dijeron, está usando al Verde, “su marca alterna”, como punching bag y el partido del Tucán, que ha sido ampliamente beneficiado con sus alianzas, está dispuesto a recibir todos los golpes.

En un reportaje publicado por SinEmbargo el 25 de marzo pasado, Alfredo Paredes Zamora, director en Capitol Consulting & Communication, una empresa especializada en realizar campañas políticas en Latinoamérica, expuso: “Su comportamiento [el del Verde] es de tírame y me levantaré porque en realidad, el que me sostiene es más grande y fuerte”.

También en ese texto, producto de la investigación de la periodista Linaloe R. Flores, se destaca por qué el Verde es capaz de apechugar las multas de la autoridad y, luego, sistemáticamente, volver a violar la ley:

“Si se hace una ecuación entre los ingresos del Partido Verde Ecologista de México y las multas que se le han impuesto, acaso se entienda por qué no le resultan importantes las reprimendas de la autoridad. Sus propios informes financieros contrapuestos con los del transformado IFE muestran que de 1998 a 2014 ha recibido más de 6 mil millones de pesos sólo por concepto de financiamiento público a nivel federal, un promedio anual de 375 millones de pesos y de 31 millones de pesos al mes. La cifra se parece a lo que ahora requiere el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para pagar este año las pensiones en Oaxaca”.

Y otro dato: Sin el PVEM, Enrique Peña Nieto no hubiera ganado la elección presidencial de 2012. Del 39 por ciento de votación efectiva que obtuvo, 30 puntos se los dio el PRI y 9 puntos el PVEM. Para Peña Nieto fueron sufragados 19 millones de votos. El 76 por ciento lo proporcionó el tricolor y el 24 por ciento restante su gran aliado: el Partido Verde Ecologista de México.


Ver nota completa...